miércoles, 18 de agosto de 2010

SOMOS HUMANOS COMO TODOS

¿Se acuerdan que les contaba del Lelikelén?
Resulta que después de ir una vez a la semana durante una horita y trabajar los cuentos de Fulbazo, los chicos y las chicas del centro educativo sodio laboral que está frente a la terminal, dijeron que hiciéramos un libro de ellos. Con sus historias, sus letras, sus poemas.
Los dibujos se ofreció a hacerlos José Arpino, junto al diseño. Y esto que ven es la tapa que hicimos en tetrabriks, pintadas con témperas, stencil y barniz al final. Imprimimos doscientos ejemplares con la mejor onda que siempre nos tira la gente de gráfica del sur y los distribuímos entre los alumnos y profes, entre los padres y parientes.
A los meses comenzaron a llamar por teléfono, diferentes personas que se cruzaron con el libro para que lo presentemos, contemos cómo lo hicimos, les demos una mano para hacer uno a ellos.
De eso se trata, de contagiar esto de la producción colectiva como si fuese una epidemia. Una necesidad alegre, una coincidencia hermosa en este camino.

1 comentario:

  1. Felicitaciones por el blog y por el laburo realizado.

    Saludos.

    ResponderEliminar